Como triunfar en tu cena de empresa

Cada fin de año, prepararse para la cena de empresa puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza.

Tanto como si adoras este tipo de eventos y estás contando los días para divertirte con tus compañeros o si, los odias por el postureo que supone para ti relacionarte en otro contexto y el estrés que eso te genera.

Porque aunque tus compañeros de trabajo se hayan convertido con el tiempo en tus amigos, la palabra “empresa” es lo que hace la diferencia.

Y los temores comienzan cuando surgen dudas del tipo: “¿qué me pongo?”, “¿de qué hablo yo con Juan?”, “¿si bebo una copa y me pongo en plan bocazas?”

¡No te preocupes! Porque a través de este post que he creado con mucha dedicación para ti, te daré algunos de mis mejores consejos para que ese día te veas, te sientas y te desenvuelvas con total confianza y seguridad.

 

¿ASISTIR O NO ASISTIR?

¡Sí! Desde el punto de vista de la empresa se trata de una herramienta importante de teambuilding ya que mejora las relaciones interpersonales y el buen ambiente en la organización.

Y para ti es una extraordinaria oportunidad para trabajar tu marca personal y poner en práctica tus habilidades comunicacionales para seguir creciendo.

¿Preparada? ¡Vamos allá!

 

1. VERIFICA EL “DRESS CODE” DE LA CENA

Fíjate en el “dress code” que indica la invitación. Si no dice nada, tu outfit dependerá de la hora y el lugar y donde será el evento.

El lugar: Conociendo el lugar donde será la cena, tendrás valiosa información para crear tu look perfecto. No te vestirás de la misma manera para cenar en un prestigioso hotel o en una bodega o en el campo.

Hora del día: ¿Es un almuerzo o es una cena? Dependiendo de la hora del día a la que tiene lugar una comida tu vestuario será diferente.

2. ELEGIR ¿QUÉ ME PONGO?

Para elegir sabiamente tus prendas, responde al sentido común: 

Este outfit…

¿Está alineado con el código de vestimenta de tu empresa?
¿Es apropiado para llevarlo con compañeros de trabajo?
¿Proyecta tus valores y objetivos profesionales?
¿Te hace sentir auténtica, confiada y segura en aquella ocasión?

Aunque pueda ser un momento ideal para estrenar un look diferente, puedes hacerlo “sin pasarte”. 

Elige un outfit que represente tus valores como profesional, y sea coherente con tus objetivos.

3. EL COLOR HABLA DE TI

El color tiene un gran impacto en lo que comunicas. Debes saber que algunos colores gritan. Elige estratégicamente. Tu look debe ser silencioso para que puedan escucharte y coherente con tu personalidad para reforzar lo que dices.

Si lo clásico te representa, blanco, negro o colores neutros.

Si eres más extrovertida, verde botella, burdeos, rojos e incluso dorados o plateados. 

4. ACCESORIOS Y COMPLEMENTOS

Tu ropa habla sobre tu gusto y estilo y los accesorios ayudan a potenciar aún más tu imagen. Unos accesorios de buena calidad te permiten combinar tus básicos y crear diferentes looks para vestir en cualquier ocasión. 

Un par de zapatos de color o fantasía, un bolso espectacular o alguna joya especial que imprima tu estilo diferenciándote de los demás.  

Como regla general, un anillo por mano, un brazalete por brazo.

A mediodía zapato bajo o de medio tacón. Por la noche, zapato de tacón alto.

5. MAKE UP & HAIR

Este ítem hace la diferencia. Por lo que si puedes hacerlo con un profesional ¡Mejor aún!

Elige un maquillaje natural pero bien trabajado. Puedes destacar tus ojos con unos ojos ahumados o unos labios rojos. Para mantener la línea profesional, elige uno de los dos, no los dos juntos.

Ten tus manos impecables, con un color que eleve o complemente tu outfit.

Para tu pelo elige un peinado con el que te sientas favorecida. Lo importante es que mantengas la naturalidad pero con un buen «up grade».

6. «LOS PECADOS CAPITALES»

Ropa arrugada, mucho encaje, mucha transparencia, mucho escote, prendas muy ajustadas, muy cortas, mucho brillo, mucho maquillaje y Jeans.

Recuerda mantener la elegancia y sobriedad. Menos es más es mi mejor recomendación para estos eventos.

 

Te muestro algunas ideas según la ocasión.

 

ALMUERZO INFORMAL: Puedes llevar un vestido en colores neutros, una falda o pantalón, combinadas con una blusa o camisa y unos zapatos de poco tacón son una de las muchas opciones posibles.

CENA INFORMAL: Un look monocromático, pantalón con una blusa de seda.

Unos pantalones de piel palazzo con zapatos de tacón alto.

FIESTA CASUAL O SEMI – FORMAL

Esta es la oportunidad de usar esa prenda que compraste para una ocasión especial y que sigue con etiqueta en tu armario. 

Vestido negro. El clásico LBD (little black dress), súper versátil, queda bien con todo, la clave está en como lo lleves. Eleva tu outfit a través de los accesorios.

Mono. Es ideal ya que no tienes que buscar otra prenda para combinarlo. Se ven sofisticados y estilizan tu figura. Combínalos con unos zapatos de tacón. 

Falda de fantasía. Combínala con una camisa o jersey básico para equilibrar tu look.

Traje de terciopelo. No hay nada mas cómodo, poderoso y elegante que un buen traje. El terciopelo es ideal para estas frías fiestas navideñas. Da ese toque extra sin recurrir a los brillos.

 

7. PRACTICA TUS HABILIDADES DE COMUNICACIÓN

Si tu mayor miedo es no saber de que hablar, ¡Tengo excelentes noticias para ti!

Escuchar a los demás es la mejor habilidad que puedes poner en práctica. No hay nada que nos guste más a los seres humanos, que nos escuchen.

Recuerda que el objetivo principal es que te sientas confiada y que disfrutes del evento.

Como regla general, al llegar al evento:

  • Saluda al organizador, colegas y compañeros. Mantén una postura erguida, sonríe y mira siempre a los ojos.
  • No te quedes toda la noche con tus «compis». Es una excelente oportunidad para conocer a más personas y ampliar tus redes. Distribuye tu tiempo y habla con todas las personas posibles. 
  • Habla sobre temas livianos y cotidianos como hobbies, deporte, mascotas, viajes o películas. Si no conoces a a la persona evita preguntas muy personales.
  • Un no rotundo: Hablar de política, religión y/o cotilleos. (Según el país habrá otros temas tabúes)

8. ETIQUETA MODERNA

Para finalizar, quiero que te desenvuelvas con elegancia y naturalidad, reforzando tus ventajas competitivas a través de tus habilidades sociales.

  • Confirma tu asistencia y se puntual.
  • Tu móvil debe estar en tu bolso. De ninguna manera es parte de la mesa. Este es un evento para socializar con las personas a tu alrededor.
  • Mantén un buen comportamiento en la mesa. Como regla general, come con un ritmo pausado, si hay varios platos, espera en cada uno de ellos a que todo el mundo esté servido.
  • No te excedas con la comida o te comas los platos de otros.
  • No juegues con los cubiertos o con la comida.
  • No hables con la boca llena.
  • Modera el alcohol: Una copa es lo usual. No te excedas o llames la atención. Evita llegar al punto de hacer o decir algo de lo que después te arrepientas.
  • Despídete: Despídete y agradece al organizador de la cena.

Y lo más importante, diviértete!

Espero que este post te haya llegado en buen momento y te ayude a desarrollar tus habilidades de comunicación.

Si tienes grandes objetivos y sabes que la comunicación es una de las mejores herramientas que puedes tener para alcanzarlos, escríbeme a hola@elseschalscha.com o pide tu sesión gratuita en https://elseschalscha.com/agenda-una-sesion/